AÑO NUEVO, NUEVA ENTRADA

Comienza un nuevo año, un año cargado de novedades y cambios, eso si, siempre para mejorar…. Y comenzamos nuevas entradas en el blog después de terminar la sección de vinos de la semana del 2016, que poco a poco iremos retomando en este 2017, para no perder las buenas costumbres…

Y en el Patio de María, con nuestro limonero amparándonos como siempre hace, introducimos también novedades, algunas provenientes de finales del pasado año y otras nuevas a estrenar, recién salidas del horno… Son muchas las ideas que bullen en mi cabeza, como las cazuelas en los fogones, y que intentaré recoger en este blog.

De entrada, vamos a comenzar por una importante novedad, que creo nos ha hecho dar salto de calidad que necesitábamos, sin por ello perder nuestra mas importante seña de identidad: El que toda la persona que viene al patio se sienta como en su casa, ya que ese es el verdadero sentido de los Patios de Córdoba, el compartir un espacio, un lugar con un encanto especial y, sobre todo, y ante todo,  entender que es un medio de vida, una inmejorable forma de socializar con vecinos y amigos, parientes y familiares, un punto de encuentro y de disfrute de la vida y la naturaleza en pleno corazón de la ciudad. Un jardín a pié de asfalto.

Una de los grandes cambios que os ofrecemos en esta nueva etapa es la nueva decoración de nuestra bodeguilla y nuestro salón de invierno, lo cual no hubiera podido llevar a cabo sin la ayuda de mi gran amiga Carmen Pareja-Obregón de los Reyes, que con su exquisito gusto en todo lo que hace, me ha ayudado a crear un ambiente cálido y acogedor, de los que hacen que no tengas ganas de moverte cuando has terminado de comer… Todas las mesas tiene ahora su ropa de camilla, con sus pequeñas estufas debajo, y sus lamparitas alumbrando al fondo, creando esa sensación de estar en casa que siempre buscamos.

Hoy hablaremos de nuestro salón, al que por los motivos que ahora explicaré, he llamado el Salón del Piano

SALON DEL PIANO

Una compra buscada y deseada desde hacía tiempo, que por fin, después de mucho tiempo, he podido incorporar a este espacio…. Un antiguo piano, con teclas de marfil y ébano y caja de caoba, que suena con ese sabor que sólo los años saben dar… Me recuerda las horas de mi niñez en el Conservatorio de Música, aprendiendo solfeo, piano, danza… un piano que quizás me haya hecho pensar que ya ha llegado el momento de retomar antiguos aprendizajes que dejé en el camino, ya que nunca es tarde para aprender… El piano me hizo recibir un regajo de lujo de mi amiga Laura Gómez Caballero, además de su maravillosa voz cuando lo toca, una preciosa banqueta de terciopelo que lo hace aún mas hermoso….Sobre todo, me gusta cuando alguien me pregunta, de forma espontánea, si puede tocar algo al piano….. Y los sonidos llenan el salón de una magia única…

PIANO

Bajo los metacrilatos de las mesas, fotos en blanco y negro, como se ponían y se siguen poniendo en las mesas camilla bajo el cristal… Fotos mías, de mi niñez, de mis padres, de mis recuerdos… A las que espero ir incorporando nuevas fotos de momentos especiales vividos en este Patio, de momentos compartido con amigos que se han llegado a mi vida para quedarse por mucho tiempo….

FOTOS ANTIGUAS EN LAS CAMILLAS

En las paredes, tres  antiguos mantones de Manila, uno sobre el piano, y en el centro, una mantilla blanca enmarcada sobre un adamascado beige, que se me deshacía en las manos la única vez que intenté ponérmela.. Al fondo, justo en la pared opuesta al piano, un mueble bar Art Decó, de gran belleza, con un cristal central y luz interior para que pueda apreciarse en toda su grandeza una botella de Vega Sicilia del año 1953.

MUEBLE BAR

Y a la entrada del salón por la puerta del Patio, un pequeño cuadro, con un imponente marco barroco, regalo de mi tío y gran pintor Ángel Baquerizo allá por el año 1979, con un precioso paisaje holandés, que eran sus preferidos, y uno de los pocos cuadros en su vida que esta dedicado por detrás…

Junto a la ventana, un precioso centro regalo de unos amigos muy especiales con los que comparto el día de fin de año y la entrada del nuevo, tomando las uvas bajo el limonero… No se cómo leyeron mi pensamiento, que llevaba tiempo diciéndome que ese salón necesitaba una Kentia, una de las plantas preferidas de mi madre… Y ahí esta, dándole ese toque de verdor que hace redondo este rincón tan único… Ese día también recibí un regalo para mi muy querido y deseado, que contaré en otra entrada, ya que el ser tan especial, le hace merecer un capítulo propio…

KENTIA

Así que, ahora mas que nunca, si lo quieres ver, tienes que venir!!!

CARMEN-ALVARO-MARIA
SOMBREROS

7 thoughts on “AÑO NUEVO, NUEVA ENTRADA

  1. Cuqui Cayro
    7 enero, 2017
    Responder

    Como quiero verlo…ire.

    • ADMIN-PATIO
      8 enero, 2017
      Responder

      Ya estas tardando….

  2. ml funes
    7 enero, 2017
    Responder

    precioso María

    • ADMIN-PATIO
      8 enero, 2017
      Responder

      Gracias M Luisa, a ver si tengo la suerte de disfrutarlo un rato contigo….

  3. Un lugar entrañable en el que se respira aroma a tu propio hogar,comida casera echa con pasión y sobre todo mucho amor,poniendo en cada ingrediente parte de esa esencia que se necesita para sentirte a gusto y trasladarte .

  4. Sabi
    10 enero, 2017
    Responder

    Un salón que no sólo es acogedor, tiene magia porque se respira calor de hogar, un hogar eso sí, musical, culto, y dónde confluyen las mejores mezclas de gustos, ideales y apariencias. Un gusto poder pasar grandes ratos, y espero que algún día mi hija Martina pueda tocar realmente ese piano al que le pones con tanto cariño.

    • ADMIN-PATIO
      11 enero, 2017
      Responder

      Gracias Sabi, seguro que Martina aprende… Lleva la música en las venas!

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *